Los tribunales siguen entendiendo que la hipoteca multidivisa no es un producto adecuado para los clientes minoristas y consumidores . En este caso se trataba de dos profesionales del sector sanitario sin conocimientos en los mercados financieros y divisas.

Alegábamos desde el despacho NEXUM LEGAL que el banco no explicó con claridad los riesgos de este producto y que no ofreció simulaciones del cambio de euro/franco suizo en diversos escenarios que permitiesen calibrar a los clientes la verdadera entidad del riesgo que estaban asumiendo , y como bien indica el juzgador de instancia en cuanto a  la valoración de la prueba , nos dice , que no  parece razonable que la principal y casi única prueba para demostrar que se proporcionó la información necesaria sea precisamente la testifical de un empleado de la propia entidad, responsable de transmitir tal información al  cliente y, por tanto, responsable en el caso de haberla omitido, por consiguiente , continúa diciendo que ,  a partir de las conclusiones anteriores es posible presumir que los actores Incurrieron en un error que afectaba a un elemento esencial del contrato  y que este error era excusable, pues carecían de los conocimientos financieros previos necesarios y, además, no consta probado que hubieran recibido suficiente información por parte de la entidad obligada a suministrársela. Por este motivo se ha estimado íntegramente nuestra demanda anulando todo el clausulado referido a la multidivisa así como  otra serie de cláusulas que estima igualmente abusivas.

Por todo ello se declara finalmente que la cantidad adeudada por los clientes será el saldo vivo de la hipoteca referenciada a euros, disminuyendo del importe prestado la cantidad amortizada hasta la fecha, realizándose en adelante las amortizaciones en euros y utilizando como tipo de interés la misma referencia fijada en la escritura.

Damos la enhorabuena a nuestros clientes que por fin han visto satisfechas sus expectativas en cuanto este terrible producto que el banco jamás debía haberles ofrecido.